Calendario


Último mes Noviembre 2017 Mes siguiente
L M X J V S D
week 44 1 2 3 4 5
week 45 6 7 8 9 10 11 12
week 46 13 14 15 16 17 18 19
week 47 20 21 22 23 24 25 26
week 48 27 28 29 30

Síguenos


Más información


Inicio
Congreso "Derrida Político: Responsabilidad, el perdón y la justicia" // del 27 al 30 de Nov.

derpol

 

 

El Instituto de Filosofía de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en colaboración con el Instituto de Humanidades de la Universidad Diego Portales, extiende la invitación a participar del Congreso "Derrida Político: Responsabilidad, el perdón y la justicia", el cual se realizará entre el próximo lunes 27 y el jueves 30 de Noviembre, en la ciudad de Santiago, con el fin ser una instancia de discusión sobre los alcances políticos de la desconstrucción. 

 

Las tres nociones que estarán en el centro de nuestra interrogación (la responsabilidad, el perdón y la justicia), lejos de ser las únicas nociones que cuestionan el núcleo político de la deconstrucción, son las que mejor permiten interrogarse sobre la especificidad del gesto aporético y del llamado a lo imposible: no se puede nunca ser responsable sin asumir el fondo de irresponsabilidad de toda decisión; no se puede perdonar sino lo imperdonable, ya que todo lo “perdonable” (lo explicable, lo comprensible) no necesita de un auténtico perdón; asimismo la promesa de justicia no se efectúa sino asociada a la estructura temporal mesiánica de un porvenir que se mantiene separado del presente. Al mismo tiempo, estas aporías, lejos de indicar puntos de bloqueo o pasividad sin salida, pretenden abrir a la necesidad de un exceso, dando un paso hacia lo imposible. La reflexión derridiana, en todos sus niveles, trata de luchar para destituir la certeza del presente, del derecho y de la economía, abriendo el tejido histórico a una inquietud vertiginosa, con un camino cuyos bordes no están definidos por un saber o una orientación previa, un camino que pretende cuestionar en profundidad todos los aspectos del ejercicio de la soberanía y del llamado de justicia.

 

Convocamos a discutir esos temas considerando la variedad de cruces posibles que pueden construirse en diferentes contextos políticos. El pensamiento político de Derrida excede las cuestiones meramente teoréticas cuando Derrida muestra que la apuesta de la responsabilidad se vuelve indisociable de la de una soberanía entendida como el momento extra-legal, sobrehumano (o infrahumano) a partir del cual se dispone el poder. Así también cuando Derrida discute con Jankélévitch sobre el axioma de un perdón imposible frente a los campos de exterminio, con argumentos que también podrían ser traspolados a otras conyunturas históricas de dictadura, genocidio o tortura, y que hacen visible la imposibilidad de cualquier tipo de economía de memoria y olvido. Algo parecido ocurre en relación a la justicia y a la memoria histórica, que solo mantienen sentido cuando son pensadas desde una dimensión mesiánica. 

 

 

ENTRADA LIBERADA.

Para participar, solo debes completar el siguiente formulario de inscripción. 

 

 

 

 

EL CONGRESO


 

Congreso internacional:
Derrida político
Responsabilidad, perdón, justicia
27-30 de noviembre de 2017

Auditorio 1 de Filosofía

 

afchDERRIDA

A cincuenta años de la publicación de sus primeros textos, el nombre de Jacques Derrida resulta indisociablemente ligado al proyecto de la deconstrucción, al de esa corriente del pensamiento que se anuncia bajo el signo de la programática refutación de toda tesis que se pretende fundamental y esencial, o que se supone originaria y pura. La deconstrucción trata de poner en tela de juicio las herencias conceptuales de la metafísica para mostrar la imposibilidad de su fundamentación. 

La deconstrucción, como se sabe, ha suscitado muchas críticas, por parte de varias corrientes filosóficas, que desde distintos puntos de vista la han acusado de nihilista y superficial, o de mostrarse irresponsable rescpecto de tareas filosóficas concretas, y en particular por lo que concierne a sus eficacias políticas. El
 Congreso internacional “Derrida político: responsabilidad, perdón, justicia” se propone discutir la tesis inversa. Deseamos convocar al análisis conjunto de los alcances políticos que la deconstrucción inspira y a poner de relieve el modo en que ella excede los discursos puramente especulativos. Como dijo Derrida en Fuerza de ley, con una afirmación todo menos que evidente, “la deconstrucción es la justicia”: esta afirmación quizás, únicamente se entienda si se asume que la aporía, lejos de ser un punto de interrupción insuperable del gesto filosófico, logra mantener abierto e incierto el horizonte de su efectividad, y consigue sobrepasar el proyecto especulativo para encarnarse en un gesto performativo. Es en éste movimiento donde se juega la vocación política de la deconstrucción.

Las tres nociones que hemos puestos en el centro de nuestra interrogación (la responsabilidad, el perdón y la justicia), lejos de ser las únicas, o de poder elevarse a elementos ejemplares de la dimensión política de la deconstrucción, permiten interrogarse, en todos sus matices, sobre la especificidad y la complejidad de la relación del pensamiento deconstructivo con la aporía. Responsabilidad, perdón y justicia se configuran frente a un imposible: no se puede nunca ser responsable sin asumir el fondo de irresponsabilidad de toda decisión; no se puede perdonar sino lo imperdonable, ya que todo lo “perdonable” (lo explicable, lo comprensible) no necesita de un auténtico perdón; asimismo la promesa de justicia no se efectua sino asociada a la estructura temporal mesiánica de un porvenir que se mantiene separado del presente. Sin embargo, estas aporías, lejos de indicar puntos de bloqueo o una pasividad sin salida, pretenden abrirnos a la necesidad de un exceso. La responsabilidad se asume desde un gesto capaz de romper la mera economía de la ponderación; el perdón se realiza solo superando la barrera de lo imperdonable y haciendo un paso imposible; la justicia ordena hacer vacilar el presente con la incondicionalidad del porvenir. La reflexión derridiana, en todos sus niveles, trata de luchar para destituir la certeza del presente, del derecho y de la economía, abriendo el tejido histórico a una inquietud abismal y vertiginosa con un camino cuyos bordes no están definidos por un saber o una orientación previa, un camino que pretende superar los límites de la biopolítica y de las problemáticas más profundas del ejercicio de la soberanía.
 

Por esto, es que Derrida insistía en varias ocasiones en que la deconstrucción no puede ser reducida a un ejercicio de crítica. “La deconstrucción no es una operación crítica –se lee en
 Points de suspensión– […], [ella] recae siempre, en un momento o en otro, sobre la confianza concedida a la instancia crítica, crítico-teórica, es decir, capaz de decidir, a la posibilidad última de lo decidible; la deconstrucción es deconstrucción de la dogmática crítica”. La apuesta de esta afirmación no es secundaria, sobre todo si la crítica se entiende como un trabajo racional de objeciones a una tesis definida en vistas a obtener una transparencia progresiva de sus presupuestos, y asume la posibilidad de un camino dirigido asintóticamente hacia la verdad. Es desde otro lugar que la deconstrucción, más que ofrecerse a transparentar el sentido de sus objetos o a encontrar un punto de lucidez oponiéndose a otra mirada, desconstruye los cimientos que levantaron las distinciones y los contrastes críticos.

Esto indica un modo alternativo de compromiso con la actualidad, en la que la apuesta de la responsabilidad se vuelve indisociable de la de una soberanía entendida como el momento extra-legal, sobrehumano (o infrahumano) a partir del cual se dispone el poder, lo que nos abre al problema zoopolítico detectado por Derrida en sus últimos seminarios. Del mismo modo, Derrida discute con Jankélévitch sobre el axioma de un perdón imposible frente a los campos de exterminio, con argumentos que también podrían ser traspolados a otras conyunturas históricas de dictadura, genocidio o tortura, y que hacen visible la imposibilidad de cualquier tipo de economía de memoria y olvido. Algo parecido ocurre en relación a la justicia y a la memoria histórica, que solo mantienen sentido cuando son pensadas desde un carácter mesiánico, y al borde del abismo que las convoca. La necesidad de un juego funambulesco frente a ese espacio abismal es el del “sí”, el de la afirmación de la vida, que tanto interesa al último Derrida y que libera la ocasión para un exceso que hace posible la venida de lo imposible, como un acontecimiento real y siempre inminente.

En el
 Congreso internacional “Derrida político: responsabilidad, perdón, justicia”, se abrirá diálogo sobre todos estos temas, invitando a enfocarnos principalmente el motivo performativo de la deconstrucción, la efectividad de la aporía, el problema de la soberanía democrática, la posibilidad ético-política del perdón y el motivo mesiánico de la justicia.

 


PROGRAMA


El Congreso se realizará a lo largo de 4 jornadas, entre el lunes 27 y jueves 30 de noviembre, en las que párticiparán más de 40 expositores nacionales e internacionales, especialistas en diversas áreas de conocimiento relacionados a las humanidades y la filosofía. 


Dentro de los cuatro días se realizarán más 45 conferencias, junto con 3 sesiones paralelas en las tardes (9 conferencias en paralelo cada día) y 3 Mesas redondas en las tardes-noche, todas libre de costo y abierto a un público general. 

 

Programa Actividades Congreso Anual - copia

Programa Actividades Congreso Anual - copia 2                                                                                                                                                                                                                                                                        

 

 

 

 

COORDENADAS


 

Ubicaciones:

▪ Auditorio de Letras, Auditorio de Filosofía y Sala R6 de la Pontificia Universidad Católica de Chile:

 Campus San Joaquín, Av. Vicuña Mackenna, 4860, Macul. Santiago de Chile.

▪ Auditorio de Psicología, Universidad Diego Portales: Vergara 275, Centro, Santiago de Chile.

▪ Café Literario Parque Balmaceda: Parque Balmaceda, Av. Pro-videncia 410, Providencia, Santiago.

 

Traducción Simultánea:

Todas las ponencias en el Auditorio de Psicología, en el Auditorio de Letras y en el Café Literario Parque Balmaceda serán traducidas de forma simultánea.

 

 

 

 

Más informaciones: www.cuerpoylenguaje.cl/derridapolitico.htm 

Correo: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  

 

 

 

 

 


 

      Logos Congreso Anual

 

 

 

2014 Pontificia Universidad Católica de Chile - Instituto de Filosofía - Email: filosofia@uc.cl - Teléfono: (56) (2) 23541460
Campus San Joaquín - Av. Vicuña Mackenna 4860, Macul - Santiago, Chile.