fbpx

Instituto de Filosofía

Académico de Filosofía UC explicó las consecuencias y desafíos del proceso constituyente en Emol TV

20201204 MiguelGonzalezPara el docente UC, el proceso constituyente es un proceso esperanzador que permite solucionar problemas estructurales del país por medio de la vía pacífica y democrática.

El académico del Instituto de Filosofía UC, Miguel González conversó con Emol TV respecto de las causas que originó el descontento social que se cristalizó en el proceso constituyente recientemente elegido por medio del plebiscito realizado en octubre de 2020.

Respecto a las condiciones que originaron el malestar de la ciudadanía, el filósofo UC apuntó a la sensación de vulnerabilidad y a la necesidad de mayores garantías del Estado:  “Lo que querían esas personas y que quieren todavía es un Estado más protector. Me parece que esas personas quieren hacerse responsables de sus vidas, quieren emprender, trabajar y ganarse la vida. No creo que quieran que el Estado les financie todo. Pero, por otro lado, sienten una gran precariedad, pues saben que si se enferman van a estar muy desprotegidos, que sus pensiones van a ser miserables, que su acceso a la educación también es complejo”, explicó

Consultado sobre la violencia como origen legítimo de las movilizaciones del 18-O, el profesor Gonzalez sostiene que esa tesis ya no es sostenible en la actualidad. “Ojo, que eso lo sostuvo un sector, que fue un sector particularmente extremo de la UDI, pero eso no estaba en el discurso de Mario Desbordes o de los sectores más moderados de la derecha”, advirtió.

Para el filósofo doctorado en la Universidad de Konstant, el proceso constituyente supone un ánimo de la ciudadanía por resolver los problemas por medios pacíficos y democráticos. “El proceso me da mucha esperanza. Aquí hay un mandato muy claro de una gran mayoría del país que dicen ‘es cierto. Tenemos problemas estructurales, pero queremos solucionarlos por una vía pacífica a través del voto y no a través de la violencia’”, aseguró.

A ello, sumó que el proceso constituyente reduce las polarizaciones políticas: “Una de las grandes ganancias [del plebiscito] es que aísla a los grandes sectores institucionales, tanto de izquierda como de derecha. Aísla a los extremismos. Da cuenta de un país con convicciones democráticas. Y por lo tanto, el mandato que se le hace a la clase política es que esto tiene que solucionarse a través del diálogo y de la democracia”, enfatizó.

Revisa la entrevista completa acá