fbpx

Instituto de Filosofía

La profesora María Alejandra Carrasco expuso la importancia de la libertad en el seminario de la CEP

20211108 CarrascoyCEP02Imagen: CEPEl día 26 de octubre, la profesora del Instituto de Filosofía UC, María Alejandra Carrasco fue invitada a participar del seminario titulado “Pensando la democracia: libertad y sociedad” organizado por el Centro de Estudios Públicos (CEP).

En el espacio, que fue transmitido vía streaming, la académica de Filosofía UC conversó con el profesor titular de la Universidad de los Andes, Alejandro Vigo y con el director del CEP, Leonidas Montes, sobre la noción de “orden de libertades” y su importancia para la vida en sociedad.

Respecto de la idea de libertad, la profesora Carrasco distinguió a la libertad como un medio para el bien común a través de la cual se articula la sociedad. “La libertad en sí misma no se justifica si no es para un algo. ¿Para qué? En términos políticos sería el bien común, entendido como ese conjunto de condiciones que posibilita, promueve el desarrollo material, psicológico y espiritual de cada una de las personas de la sociedad. Me parece que afirmar primeramente la libertad es el modo más eficiente para lograr el bien común”, explicó.

Con esta idea en mente, la filósofa UC destacó la importancia de dar valor a libertad implica relevar el valor de las personas: “cuando uno reconoce que la libertad de las personas es tan importante, en el fondo, lo que uno está haciendo es reconocer el respeto debido a lo más importante de cada persona. El poder tener un proyecto de vida, opiniones y otras cosas muy valiosas para cada persona. Entonces, cuando yo reconozco el respeto a la libertad de la persona, estoy reconociendo el valor de la persona”.  

A ello, añadió que “lo otro que estoy reconociendo de una manera implícita es el igual respeto a cada una de las personas. Cosa que no es nada menor cuando estamos organizándonos en sociedad. Entonces, estoy también reconociendo el respeto a cada persona, por lo tanto, cada persona se siente valorada y, si la persona se siente valorada, siente que puede desarrollarse de la mejor manera.

A su vez, la profesora asociada del Instituto de Filosofía enfatizó la importancia de tener la seguridad que esa libertad va a ser protegida:  “solamente teniendo esa seguridad, yo soy capaz de arriesgarme a invertir en un 100% en lo que yo quiero hacer de mí, en sacar lo mejor de mí (…) No tengo que tener miedo a la arbitrariedad, porque, en última instancia, lo que se opone a la libertad es la arbitrariedad. Si yo no tengo la seguridad de esta protección a mi libertad, lo que voy a tener es la arbitrariedad. Y si temo a la arbitrariedad, no voy a invertir en desarrollarme de la mejor manera”.

Mira la conversación completa acá: