fbpx

Instituto de Filosofía

Proyecto InES de género: Acortar las brechas en la ciencia y la academia

20220527 profesora.700x532Imagen: Reducir las diferencias que existen entre hombres y mujeres en el mundo de la investigación y la academia, es lo que busca el proyecto InES de género impulsado por las vicerrectorías de Investigación y Académica. (Crédito fotografía: Karina Fuenzalida)

Igualar el avance de la carrera de investigación para hombres y mujeres, distribuir la carga horaria de manera equilibrada, y fomentar el liderazgo de las académicas a distintos niveles. Ese es el corazón del programa InES de género, iniciativa apoyada por la ANID y liderada por las vicerrectorías de Investigación y Académica. Aquí te contamos cómo se llevará a puerto.

Pese a todos los avances y terrenos conquistados en materia de género, las brechas en el mundo de la ciencia y la investigación en general, en Chile, siguen visibles y palpables. Y las universidades no son la excepción a la regla.

Algunos datos confirman que aún resta camino por recorrer: un estudio de las direcciones de Equidad de Género y Desarrollo Académico de la Universidad Católica, analizó las contrataciones académicas entre 2015 y 2019. Y constató una brecha entre los nuevos ingresos en ese período, ya que sólo el 30% correspondió a mujeres.

Eso no es todo. La baja proporción de mujeres en la planta ordinaria de la universidad -en 2020 era un 31% del total-, podría explicar, en parte, el liderazgo minoritario femenino en proyectos Fondecyt, I+D aplicada e investigación asociativa. Entre 2016 y 2020, la UC se adjudicó 506 proyectos Fondecyt Regular, de los cuales el 25% son liderados por mujeres. En el caso de los Fondecyt Iniciación -203 en total, en ese mismo período- la cifra fue 38%Respecto de proyectos asociativos, la universidad se adjudicó 21 Anillos y Núcleos entre 2016 y 2020, de los cuales el 33% son guiados por mujeres.

Consciente de esta realidad, la UC está impulsando un plan para reducir las diferencias que existen entre hombres y mujeres en el mundo de la investigación. Ese es el corazón del proyecto InES de género (INGE210011) -cuyas siglas significan Proyecto Innovación en Educación Superior-, que se adjudicó la universidad por tres años, gracias a un concurso de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID).

Liderado por las direcciones de Investigación y de Equidad de Género, el proyecto buscará igualar el avance de la carrera de investigación para hombres y mujeres, desarrollar talleres sobre sesgos implícitos de género, fomentar la corresponsabilidad y distribuir la carga horaria de manera equilibrada, y fomentar el liderazgo de las académicas a distintos niveles. Todo esto, en el ámbito de la llamada I+D+i+e (sigla de investigación, desarrollo, innovación y emprendimiento).

Se trata de una iniciativa impulsada por las vicerrectorías de Investigación y Académica. Silvana Zanlungo, directora de Equidad de Género y de Desarrollo Académico, explica que se abordarán dos focos en la planta académica: implementar acciones que aseguren equidades horizontales y verticales en el avance de la carrera académica para hombres y mujeres; y también, desarrollar estrategias “para asegurar una carga de distribución horaria equilibrada en labores propias de la carrera académica para ambos”.

Y es que no basta con ser una “institución líder en investigación y desarrollo”, dice Pedro Bouchon, vicerrector de Investigación. “Debemos generar acciones y estrategias orientadas a disminuir las brechas detectadas en el ámbito académico y científico y, sobre todo, sensibilizar a la comunidad con respecto a la importancia de fomentar la participación femenina en proyectos de I+D+i+e y en cargos estratégicos”, añade Bouchon. Desde su perspectiva, esta es la vía para promover una cultura más equitativa y corresponsable.

María Elena Boisier, directora de Investigación, es quien lidera el proyecto InES de género desde Investigación y trabajará en ello junto a las universidades de Birmingham (Inglaterra) y Magallanes. Para ello, la ANID entregó un financiamiento de 448 millones de pesos (unos 521 mil dólares). En este contexto, la Universidad de Birmingham mostrará iniciativas que han liderado para reducir la brecha de género. La Universidad de Magallanes, en tanto, acogerá talleres de capacitación para poder avanzar en este tema. “Muchas veces se requiere un cierto empuje para que se hagan cambios estructurales. A pesar de los avances y esfuerzos que ha hecho la universidad en materia de género, no es suficiente”, afirma Boisier.

La hoja de ruta

20220527 investigadoraImagen: Un programa de incubadora de talentoos y de mentorías a académicas, son algunas de las acciones concretas que contempla el proyecto InES de género. (Crédito fotografía: Karina Fuenzalida)

El desafío es grande. Por ello, el proyecto InES de género considera acciones concretas, como instalar un programa “incubadora de talentos” y otro de mentorías para fomentar el liderazgo en proyectos de I+D+i+e, enfocado en académicas de la universidad. Además, definir instrumentos de evaluación que incluyan la perspectiva de género en los concursos internos de investigación; e instalar dos concursos de apoyo a la investigación. Sobre estos últimos, uno estará enfocado en las académicas y académicos con labores activas de cuidado; y el otro, en investigación en temáticas de género, violencia de género o que busquen incorporar el enfoque de género en la investigación interdisciplinaria y creación artística, entre otros.

"El proyecto contempla instancias de formación y capacitación en materia de sesgos implícitos, estereotipos y violencia de género, las cuales impactarán en el avance hacia una cultura universitaria más equitativa e inclusiva, permitiendo que los procesos de investigación, desarrollo, innovación y emprendimiento incorporen el enfoque de género, tanto en el diseño como en la implementación”, afirma Pilar Bontá, jefa de la Dirección de Equidad de Género.

Para Bontá, el hecho de adjudicarse este tipo de proyectos es un aporte clave en el “proceso de institucionalización del enfoque de género en la universidad y, particularmente, para avanzar en la transversalización de género en el ámbito académico y de investigación”. De este modo, su expectativa es que el InES de género ayude a concientizar sobre las desigualdades de género, visibilizando las brechas existentes en la producción de conocimiento y en las trayectorias académicas.   

Pero, ¿a qué se refiere la idea de transversalizar el enfoque de género? Según la publicación “Educación para la Igualdad de Género”, de la Unidad de Equidad de Género del Ministerio de Educación, tiene que ver con reflexionar y valorar los efectos que tiene para hombres y mujeres cualquier acción o decisión que se implemente en cualquier ámbito o esfera de sociedad. El fin último es beneficiar a hombres y mujeres de manera equitativa, con medidas que impulsen la reducción de las desigualdades y la redistribución del poder.

Lee la nota original acá

Información periodística: Carla Alonso Bertaggia, Periodista Encargada de difusión Dirección de Investigación y Dirección de Artes y Cultura, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.